fbpx
Francia Libros

Conquistadores: El Fantasma de la Ópera

el fantasma de la opera

«Todavía hoy, en los camerinos de esas señoritas del cuerpo de baile, se habla del fantasma con espanto y angustia». Buscadores de libros en París: «El fantasma de la Ópera» y un mito que aún hoy recorre las bambalinas de la Ópera Garnier.

El fantasma de la Ópera existió, según Gaston Leroux, periodista y autor de una novela menos conocida que su protagonista.

En una de las zonas más elegantes de París, en 1907, unos obreros debían cumplir una misión secreta: el director de la Ópera les encargó enterrar algunos discos grabados por artistas. Por 100 años permanecerían ocultos. Los hombres sortearon las trampas y los húmedos pasillos del teatro hasta el lago subterráneo. Para su sorpresa encontraron una habitación completamente amueblada, y un cadáver.

EL FANTASMA DE LA ÓPERA – GASTON LEROUX

1910. El periodista Gaston Leroux -acostumbrado a los policiales- publica un folletín sobre una hombre misterioso que merodea el teatro causando muertes y accidentes y mantiene a los dueños chantajeados: el palco N° 5 se reserva, para siempre. Quien lo ocupa es aterrorizado por La Voz.

¿Quién es F del Ó? (Como firma, en tinta roja, las notas que deja para espanto de los desventurados que las reciben).

«Una criatura a primera vista repulsiva, desaforada para amar, de una crueldad sobrehumana y un pasado misterioso».

El fantasma de Gaston Leroux

El fantasma, omnipresente, aparece en penumbras como una voz, una sombra o un sortilegio. Puede ser encantador o sádico, tiene algo sobrenatural, sus manos huelen a cadáver y duerme en un ataúd, se arrodilla ante su amada y le implora afecto, secuestra, tortura y mata.

F de la Ó sabe cómo tratar a cada quién. «No se asuste Mme. Jules, soy yo, el fantasma», dice con dulzura a la acomodadora, y le deja una rosa y una caja de bombones. Sus buenos modales y caballerosidad se derrumban ante las injusticias y el desamor.

El fantasma de la Ópera de Leroux inspira lástima y temor, atracción y curiosidad, como ocurre con otros «monstruos» (Francia ha dado a luz a varios de ellos: Bestia, Quasimodo). Leer clásicos siempre da la sensación -más allá del gusto- de objetivo cumplido.

¿Por qué hechiza Erik? «Las personas que son visitadas por el Ángel quedan como inflamadas. Vibran con un temblor que no conoce el resto de los mortales». ¿Es igual para los lectores?

-MALENA FERNÁNDEZ

Gastón Leroux
El periodista y novelista Gaston Leroux

«El fantasma existió. Existió en carne y hueso aunque él mismo se dotara de las apariencias de un verdadero fantasma, es decir, de una sombra. ¿Existen más pruebas que mi obra para eso?«, afirmó el autor en la primera página y lo sostuvo hasta su muerte.


LIBROS EN PARÍS: EL FANTASMA Y LA ÓPERA GARNIER

IX Distrito -o arrondissement- de París. Uno de los más elegantes, surgente de la belle epoque: boulevares, grandes almacenes, boulangeries, cafés y Ópera.

Gaston Leroux convirtió al desdichado Erik en amo y señor de un sitio que congregaba a la créme de la creme. El Palacio Garnier ofrece visitas guiadas que pueden o no incluir «circuito fantasma» dependiendo de ensayos. El Palco N° 5 existe y el misticismo está intacto. El Palacio nunca se quemó, el resto hay que ir a ver…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

BUENAS NOTICIAS: CINE + LIBRO

Películas y musicales, sobran. El primer film fue aprobado por el propio Leroux. En Broadway, Andrew Lloyd Weber lleva más de 20 años de éxito. La versión para cine de 2004 encabeza la lista de favoritas de los fans del Fantasma. ¿El espíritu del libro? Está en el libro.


0 comments on “Conquistadores: El Fantasma de la Ópera

¿Qué te pareció?

A %d blogueros les gusta esto: