fbpx
Libros Nigeria

África 55: Medio sol amarillo

Literatura africana actual

«El mundo guardó silencio cuando morimos» y, además, nos contó una parte incompleta –no irreal– de la Historia.

Medio sol amarillo viene a romper el silencio, a completar la Historia y a saldar una deuda que Chimamanda Ngozi Adichie tenía consigo misma, con su país, con su familia.

Cuando era niña, supe que las barrigas enormes no se debían sólo a comer mucho. Imágenes espeluznantes recorrieron el planeta: los niños biafranos se convirtieron en el símbolo del hambre y en un adjetivo.

¿Qué pasó con Biafra? El mundo guardó silencio. Una guerra olvidada, un país olvidado. De hecho, no existe más. Pero existió, fugazmente. Entre 1967-1970, en una Nigeria dividida y violenta, hubo un sueño llamado República de Biafra.

medio sol amarillo movie
Película «Medio sol amarillo» (2012) rodada en África. 

MEDIO SOL AMARILLO – CHIMAMANDA NGOZI ADICHIE

Medio sol amarillo transcurre en una Nigeria incendiada, poscolonial, que busca su identidad como estado independiente.

Medio sol amarillo
Todos los libros de Chimamanda publicados  por Random House. Esta edición especial, con prólogo de Lina Meruane.

Olanna y Kainene –mellizas de la alta sociedad, hijas de padre corrupto con demasiado dinero–, sus parejas –Odenigbo, profesor, clase media, anticolonialista 24 horas; y Richard, inglés, vocación de antropólogo-escritor– y el criado Ugwu –igbo, pobre y sin educación– sobreviven en la Nigeria de los años 60.

La novela –extraordinaria– se completa con otros muchos personajes que representan el caleidoscopio de esta porción superpoblada de África: igbos tradicionales, yorubas, hausas, extremistas, intelectuales, extranjeros soberbios, nuevos ricos, militares, políticos y la gran masa de olvidados.

Chimamanda, junto con Mia Couto, Agualusa, Yaa Gyasi, Gaël Faye, forma parte de nuevas generaciones de literatura africana que muestran al continente como un crisol de personas, ideologías e historias.

biafra
Bandera de la frustrada Biafra con su medio sol amarillo.

El profesor anota a Ugwu en la escuela y le ordena:

«Hay dos respuestas posibles a las cosas que te enseñarán sobre nuestro país: la verdadera y la que tienes que saber para aprobar. Debes leer y aprender ambas».

Medio sol amarillo aborda temas como el colonialismo, la raza, trifulcas étnicas y cuestiones políticas de cinco décadas atrás, pero lo hace desde lo humano y lo cotidiano. La información que hace falta reponer para quienes desconocen la Historia viene perfectamente explicada.

Si los libros de Adichie se incorporaran a los programas escolares (como en Suecia), los chicos conocerían a los protagonistas de Algo alrededor de tu cuello, Pequeño País y Volver a casa y sabrían que ellos también construyen el mundo. Lean literatura nigeriana, ghanesa, angoleña, egipcia. Como asegura esta gran narradora –un rasgo bien africano–: las historias importan.

-MALENA FERNÁNDEZ

«Escribir Medio sol amarillo fue muy difícil, emocionalmente, porque investigué mucho. Leí todo lo que pude sobre Biafra, pasé mucho tiempo en archivos y bibliotecas. Escuché muchas emisiones de radio de la época. Y, sobre todo, miré muchas fotografías. De pronto me di cuenta de que mis padres estaban ahí. Mi abuelo murió en un campo de refugiados como ese.

Mi hermano mayor nació durante la guerra. Todo esto provocó una gran fuerza emocional en mí. También sentía un gran sentido de la responsabilidad. Quería hacerlo bien. Se lo debía a mi abuelo, a mi generación de nigerianos, tenía que hacerlo bien por ellos, muchos no sabíamos qué había pasado. Fíjate, solo hablando de ello me emociono».*

medio sol amarillo
Chimamanda es la persona más famosa de literatura africana actual. Feminista toda su vida. La paran en los aeropuertos, se le acercan en los restaurantes, las mujeres le dan las gracias.

LITERATURA AFRICANA: MEDIO SOL AMARILLO, SILENCIOS

Para 1960, cuando se independizó, Nigeria era un territorio históricamente dividido por etnias, religiones y lenguas (al norte, los hausa-musulmanes; al sureste, los igbos-católicos; y al suroeste, yorubas) que habían coexistido desde siempre, pero que los conquistadores habían forzado a ser lo que no eran: unidos.

Cuando los británicos se fueron, dejaron un país en llamas: matanzas, golpes de estado, campos de refugiados. La Guerra Civil entre Nigeria y Biafra –la segunda, hoy, integra el mapa de la primera, así que sabemos el desenlace– implicó responsabilidades de las grandes potencias mundiales.

El mundo guardó silencio cuando murieron. Entre ellos, los abuelos de Chimamanda Ngozi Adichie.

Chimamanda ha explicado que el problema de los estereotipos no es su falsedad, sino que son incompletos. Combatir la historia única: esa es su bandera y su línea de coherencia.

No sólo el relato unilateral resulta peligroso, también lo silencios deben ser detectados. Lo de Biafra, lo de Nigeria, lo de África, viene importado; y no del lugar adecuado.

BUENAS NOTICIAS: CINE + LIBRO

Cine africano. 2012, Medio sol amarillo llegó a la pantalla grande. La película «Half of a Yellow Sun» tiene a favor que fue rodada en Nigeria y los escenarios reales «ambientan» la mente después de leer el libro. En contra: proyecto ambicioso, presupuesto mínimo; resultados… Mmmm.

*ENTREVISTA PARA EL PAÍS 12/2019

literatura africana

0 comments on “África 55: Medio sol amarillo

¿Qué te pareció?