fbpx
Estonia Viajes

Un día en Tallin por la ciudad vieja

Vanalinn

La capital de Estonia es famosa por su ciudad vieja. De día callejeamos por sus auténticos encantos medievales. De noche, sucumbimos ante sus fantasmas. Una guía para una escapada corta.

Un día en Tallin para conocer el casco histórico: un sitio de cuento (muinasjutud, en estonio) cuyos orígenes se remontan a las Cruzadas. Calles medievales, torres, antiguas tiendas y una de las murallas mejor conservadas de Europa.

Ni museo al aire libre ni Disney. Un tesoro a orillas del mar Báltico que observa con atención sus gélidas aguas. Siempre ha recibido barcos: con enemigos, con comerciantes y hoy con viajeros y turistas.

un dia en tallin
Opinión anticipada: de todas las ciudades de su estilo, es la que más me ha gustado. La menos artificial [Competidor: Nördlingen, en Alemania.]. La época influye: las prefiero sin gente.
CUÁNDO.

Esta guía de un día en Tallin está diseñada para quienes disponen de algunas horas (escapada desde Helsinki o como sitio de tránsito/paso) fuera de temporada alta. Octubre y principios de noviembre: Estonia se prepara para hibernar y falta para los mercadillos navideños. 

Sin nieve, flores ni sol, prevean nubes y lluvia; la oscuridad llega rápido (16 hs) y algunas atracciones cierran o acotan su horario. En esta nota:

  1. Qué ver en la ciudad vieja: Vanalinn y Toompea.
  2. Historia exprés de Estonia y Tallin.
un día en la ciudad vieja de Tallin
Idea general para orientarse dentro del antiguo Tallin: existe un barrio alto (Toompea, en la foto pequeña parece una isla) y uno bajo (Vanalinn). Usen las iglesias como referencias. Foto: Unsplash.
Hermandad de Los Cabezas Negras
El pasado en callejuelas y edificios. Joyita: puerta de la Hermandad de Los Cabezas Negras (una cofradía de armadores y comerciantes solteros, funcionó en Estonia y Letonia. Fundación: 1399. Patrono: el moro San Mauricio (en el escudo de la puerta). Huyeron de Tallin en 1940 cuando llegó el regimen soviético.

UN DÍA EN TALLIN: HECHIZADOS

Sobrevivió a conquistas, a bombas, a incendios, a saqueos durante la Reforma Protestante, al olvido y a la Era Soviética. A pesar de todo, la ciudad vieja de Tallin reluce como una joya medieval. En sus tiempos fue –por su posición estratégica en el Golfo de Finlandia– una de las ciudades comerciales más importantes y mejor fortificadas del Báltico.

1) QUÉ HACER EN LA CIUDAD VIEJA DE TALLIN

Es un sitio pequeño, de todos modos para un día en Tallin habrá que elegir como siempre que se  viaja. Aunque no hará grandes diferencias, para optimizar la visita recomiendo partir de:

  • Puerta Viru. A pasos de la Plaza Central.
  • Calle Pikk. Varios puntos de interés.

BRÚJULA: las iglesias. En los extremos San Olaf y San Nicolás. Sus agujas sobresalen entre las casitas de techos colorados. Hacia Toompea (oeste), la Catedral rusa. Mapa: National Geographic

UN DÍA EN TALLIN: VANALINN

  • Iglesias San Olaf y San Nicolás.
  • Calle Pikk y Hermandad de los Cabezas Negras.
  • Plaza Central, Ayuntamiento y restaurantes.
  • Puerta Viru y la peatonal Viru.
  • Museo de libros prohibidos y la farmacia más antigua de Europa.
  • Pasaje Santa Katarina y tavernas.
Qué ver en Tallin en un día
Banned Books, Llegué tarde, para la próxima. Museo sobre libros censurados. Una noche fría, un buen vaso de vino caliente especiado (Hõõgveín o Glögi) levanta la temperatura. En Troika costaba 6 euros.
qué hacer un día en tallin
La farmacia más antigua de Europa sigue funcionando. Los sótanos de la ciudad vieja importan tanto como sus torres. En la taverna Munga Helder, en un callejón, pueden probar anguila, ancas de rana y un menú europeo más tradicional.

FARMACIA RAEAPTEEK

Cumplió 600 años y sigue activa.

En la Edad Media, vendía jugo de momia, heces blanqueadas de perro, abejas quemadas y pezuñas de semental.

El farmacéutico también era médico y aliviaba problemas del espíritu.

Servía como sitio de reunión; popular y de personas importantes.

Mazapán, estrella de la farmacia, para penas de amor. Lo hacían, lo hacen y dan talleres para aprender a fabricarlo.

Funciona en conjunto como museo. Ofrece distintas visitas guiadas, con degustación de su famoso mazapán y de vino clarete, como hace siglos.

qué hacer un día en tallin

UN DÍA EN TALLIN: TOOMPEA

  • Catedral ortodoxa rusa. Gratis.
  • Iglesia evangélico-luterana Santa María (Toom kirik). La más antigua de Estonia. 2 euros. Ma a dom de 10 a 16 hs.
  • Castillo de Toompea y el Parlamento.
  • Miradores de Patkuli y Kohtuotsa.
  • Jardín Danés y Complejo Kiek in de Kök.
Catedral rusa en tallin
Testimonios de épocas, religiones y conflictos de la Humanidad. Catedral Alexander Nevsy (1900). Las antiquísimas Toom kirik (1240, ojalá tengan oportunidad de escuchar su órgano) y la escuela Toom, las más antiguas de Estonia.

ESCUELA SANTA MARÍA DE TALLIN: TOOM 

En la Era danesa, Toom funcionó como escuela católica para los niños del pueblo. En la Era Sueca, con la Reforma, escuela luterana para hijos de artesanos y luego para «niños granjeros talentosos». Al llegar los zares, cambió de estatus: estudiantes de la aristocracia. Clausurada con la II Guerra Mundial, reabrió en 2011.

imprescindibles de Tallin
Observatorio Patkuli. Postal de Tallin. GRATIS. Acceden por dentro (más cómodo) o, por fuera subiendo 160 escalones.

TORRES, MURALLA Y MIRADORES DE LA CIUDAD VIEJA DE TALLIN

La fortaleza pueden ser bordeada por fuera y por dentro de la ciudad. Las torres de defensa, algunas convertidas en museo, y de las iglesias ocupan tiempo y esfuerzo físico.

casco historico de Tallin escapada a estoniaSe puede entrar a las Torres de Tallin

  • Torre de San Olaf (Oleviske kirike): 5 euros, solo efectivo. 260 escalones. Cerrado en invierno.
  • Torre de Toom kirike. Apertura incierta.
  • Plataformas Patkuli y Kohtuotsa en la colina de Toompea, la zona más antigua del casco histórico de Tallin. La primera es postal y un imprescindible; en la segunda la vista llega hasta el puerto y el Golfo de Finlandia. Gratis.
  • Torre Helleman. Cerca de la Puerta Viru.
  • Complejo Kiek in de Kök. 4 torres, museos y túneles. Diferentes tickets.

2) HISTORIA EXPRÉS DE ESTONIA

Existen muchas Estonias vinculadas a un país de largo pasado. Una primera, muy antigua, pagana, libre.

SEGUNDA ESTONIA: CONQUISTADA

Esta es la Estonia relacionada con la visita: un Tallin de 800 años envuelto entre muros. Comenzó en el siglo XIII con las Cruzadas Bálticas y la última cristianización europea. Los estonios combatieron, pero fueron derrotados. Según la leyenda, la batalla viró a último momento a favor de los daneses cuando su bandera cayó del cielo.

Castillo de Toompea en Tallin
Castillo de Toompea en la actualidad. De frente, edificio barroco rosado donde funciona el Parlamento. De fondo, los restos más antiguos (desconozco cómo acceder a ellos) y la simbólica Torre Pikk Hermann. Tiene un significado especial: históricamente, la bandera que flamea marca quién detenta el poder. Con orgullo, cada mañana se iza la bandera estonia mientas se escucha el himno nacional.

El rey danés Valdemar II conquistó Estonia en 1219, fundó Tallin y la bautizó. Construyó un castillo sobre una fortificación en desuso en la colina de Toompea. De aquí en adelante, por siglos, el país quedó bajo diferentes dominios extranjeros que se la disputaron cual juguete y la usaron de campo de batalla.

La capital estonia mantuvo, por siglos, doble nombre. Hasta su independencia (1918): Tallin (de los daneses) y Raven (de los alemanes).

Tiempos aproximados. Durante la Baja Edad Media: 300 años entre daneses, Teutónicos y germanos. Entre el 1500 – 1900: monarquía sueca (200 años, con intervención de la corona polaca) y el Imperio Ruso (200 años).

Historia de estonia
Varios museos en Tallin cuentan la Historia de Estonia. «Durante más de dos siglos, la ciudad no le debía lealtad a un monarca, sino a una organización religiosa, una Orden de monjes guerreros: los Caballeros Teutónicos«*. Actuaban en la zona del Báltico; la Orden no fue prohibida a diferencia de los Templarios.

TERCERA ESTONIA: SIGLO XX, INDEPENDENCIA, NAZIS Y SOVIÉTICOS

Gracias al empuje de movimientos nacionalistas y revolucionarios, en 1918, Estonia logró la independencia de Rusia. Fugazmente.

Al poco tiempo, fue ocupada por los nazis y, en 1940, anexada forzosamente al régimen soviético por medio siglo. Muchos huyeron, otros fueron deportados a Siberia y algunos se adaptaron. En 1991, al disolverse la URSS, la pequeña república báltica recuperó su ansiada libertad. Habían pasado casi 800 años desde Valdemar el Conquistador.


MÁS ESTONIA: AQUÍ

MÁS PAÍSES BÁLTICOS: AQUÍ

MÁS NORTE DE EUROPA: AQUÍ

INICIO: AQUÍ

 

* Museo de los Blackheads de Tallin.

 

 

 

 

0 comments on “Un día en Tallin por la ciudad vieja

¿Qué te pareció?

A %d blogueros les gusta esto: