Ruta Romántica: Nördlingen y Rothenburg ob der Tauber

La Ruta Romántica o de Hadas es un camino que discurre por el interior de Alemania a través de pintorescas aldeas y ciudades, muy cercanas entre sí, que evocan los cuentos infantiles. Del recorrido completo -400 km, más de 25 lugares- elegimos dos destinos en Baviera de acuerdo a su fama: Rothenburg ob der Tauber, por clásico, y Nördlinger, por auténtico. Entre ambos, 85 km de estupendas autopistas y preciosos paisajes campestres.

Es posible hacer este viaje con buses y trenes (es engorroso y lento); nosotros lo hicimos en auto. Siendo la Road Trip más popular del país, esperábamos filas y cientos de personas en cada rincón. Nada de eso, por momentos llegamos a estar completamente solos.


ROTHENBURG OB DER TAUBER: UNA VERDADERA JOYA

ROTHENBURG4-1Pinocho nació en Florencia, pero Walt Disney -dicen- lo imaginó aquí. El pueblo es parada obligada del Camino de las Hadas y una verdadera joya. Encantador con sus calles empedradas y su colorida arquitectura bavaria, con su mercado navideño de ensueño -eterno, todo el año se venden artesanías que dan ganas de que llegue diciembre- y con sus tiendas de prendas medievales y música celta.

Una muralla del Medioevo recorre Rothenburg con antiguas torres, escaleras que crujen y unas vistas al campo que debían distraer a los guardias de la ciudad. El paisaje -verde y limpio- de la campiña y del valle del río Tauber fue un hallazgo: es maravilloso. 

 

 

Experiencias gastronómicasBurst by Rotenburg ob der Tauber

Así se comen las salchichas (‘wurst’) en Rothenburg. Un martes de abril al mediodía, estaba casi todo cerrado. Afortunadamente el restaurante de un antiguo hotel nos ofreció este frugal -muy frugal- almuerzo. El pan hubo que pedirlo especialmente. 

schneeballenLos golosos no pueden hacerle ole a las famosas Schneeballen (bolas de nieve): un ovillo de masa frito cubierto de azúcar glaseada, chocolate o frutas secas.

Se encuentran sólo en esta zona. Las vidrieras tienen tantas como arreglos para los arbolitos de Navidad.

 


DSC02068-ANIMATION


NÖRDLINGEN: EL PUEBLO DEL CRÁTER

Hace 15 mil años un meteorito cayó en la Tierra y dejó un cráter en donde creció el pequeño, silencioso y bonito Nördlingen. Durante la Edad Media construyeron una muralla de protección que todavía lo envuelve por completo. Se conserva la original y se puede recorrer entera en una hora (es un paseo muy entretenido) 

NÖRDLINGEN-TULIPANES2Las construcciones típicas del casco histórico -muy antiguas- están protegidas. Hoy una gran mayoría de ellas está destinada al turismo: como posadas (las ‘gasthof’ y ‘gästhaus’) o arrendadas parcialmente (son viviendas muy grandes con varios pisos) como departamentos independientes o habitaciones.

En el corazón de la villa, al lado de la Iglesia San Jorge (St. Georgskirche), hay que subir a la Torre Daniel para observar la circularidad completa de este increíble sitio y los techos colorados de sus casitas de cuento. Valen la pena los 350 escalones hasta la muy angosta azotea para obtener la verdadera vista del cráter y del poblado (las imágenes que se promocionan en la web se obtienen desde un avión): 12 km de radio dibujan una circunferencia perfecta.

IMG_20180423_152201_1_1-ANIMATION

Todas las noches, cada media hora (entre las 22 y las 24), el cuidador de la torre grita: “So, G’ sell, so!”. Si están en la calle, probablemente los sorprenda porque, como es de esperar, desde antes de que caiga el sol Nördlingen es un pueblo fantasma. Siguiendo una tradición de siglos, avisa que todo está bien, que no hay invasores en el horizonte. Podemos dormir tranquilos. 

Nördlingen-Read&Fly


INFO
-Es cierto lo que dicen: los dos lugares -encantadores, tranquilos, diferentes entre sí- despiertan las fantasías de la infancia. 
-Los pueblos están amurallados y el acceso en auto al casco histórico para turistas está limitado o prohibido: en Nördlingen se permite a algunas zonas (hay parking dentro y fuera del pueblo); en Rothenburg, no (estacionamiento pago del lado exterior, con máquinas, en efectivo).
-Tiempo y hospedaje. Hay que pensar en destinar al menos medio día a cada destino. Nosotros le dedicamos uno a cada uno y dormimos dos noches en Nördlingen (departamento arrendado, resultaba más económico que Rothenburg).
-Los comercios, supermercados y cafeterías cierran, en abril, antes de las 5 de la tarde. En Nördlingen, por la noche, había algunas cantinas con buena cocina y precios, y música en vivo de vez en cuando. En Rothenburg, al medio día, encontramos prácticamente todo cerrado (nos salvaron las salchichas del restaurante de una antigua posada). 
-Dinero e idioma. Fuera de las grandes urbes, en el interior de Alemania, es menos frecuente el pago con tarjeta. Es mejor tener siempre algo de efectivo. En todos lados nos manejamos en inglés, excepto durante una dificultad en una carretera en el medio del campo.
-Las gasolineras son autoservicio en la carga y en el pago.    

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s