fbpx
Libros Marruecos

África 55: Sexo y mentiras

la vida sexual en marruecos

La lamentable vida sexual en Marruecos en un ensayo fantástico. Miseria, hipocresía y delitos. «Haz lo que quieras, pero a escondidas», así funciona una sociedad frustrada y castigada por la ley y la religión. El famoso artículo 409.

Sexo y mentiras en Marruecos, por Leila Slimani. Reflexiones de la autora magrebí entrelazadas con  testimonios de mujeres y de algunos hombres.

Por ley, en Marruecos, el sexo se permite en el marco conyugal: vírgenes o esposos. Si no, hasta 1 año de cárcel (artículo 409). Desarrollar el tema con un ensayo resultó una acertadísima elección. Amplía el espectro de público destinatario; aún para aquellos que no acostumbran leer no-ficción.

libros de leila slimani
¿Quiénes son los principales afectados? Mujeres, homosexuales, pobres, jóvenes y niños. «El dinero te permite comprar espacios de libertad para seguir haciendo todo a escondidas. Los pobres no aman igual que los ricos», afirma la cineasta magrebí Sonia Terrab*.

SEXO Y MENTIRAS – LEILA SLIMANI

Sexo y mentiras: la vida sexual en Marruecos, de Leila Slimani, representa un fehaciente activismo por los derechos humanos.

En el Reino de Marruecos, la ley castiga a quienes rompen con la imagen casta que se pretende dar. Entonces, las cosas no dejan de hacerse; se hacen a escondidas. Si no, explica Slimani, deberíamos creer que «todos los solteros de Marruecos o la mitad de la población (los jóvenes) son vírgenes». Igual no es tan simple. La hipocresía es solo la punta del iceberg.

sexo y mentiras en marruecos
Los jóvenes no encuentran dónde tener sexo o expresarse amor. De todos modos, lo hacen. Pagan a los policías para que no los encarcelen por darse besos en un auto o en zonas clandestinas (bosque, terrenos abandonados) o, como en la película marroquí Much Loved (foto), rápidamente contra el muro de un edificio.

La frustración engendra violencia. Dolorosos exámenes médicos de virginidad (antes de una boda o ante una denuncia de violación) y cirugías de himen. Infanticidios. Bebés muertos en los basureros. Pedofilia. Violencia de género.

Policías persiguiendo parejas que caminan de la mano para pedirles libreta de casamiento o unos billetes. Padres que imploran –y presionan– a sus hijas para que se mantengan ‘intactas’. Prostitutas que soportan la humillación familiar mientras ellas alimentan a todos.


CÓDIGO PENAL: CÁRCEL

  • Adulterio: 2 años.

  • Amantes (409): 1 mes a 1 año.

  • Homosexualidad: 6 meses a 3 años.

  • Madre soltera, padre desconocido: niños estigmatizado; madre no elige nombre.

  • Aborto: penas y multas para médicos, mujer y vendedores de abortivos.


Puedes ser homosexual a escondidas excepto que tus vecinos te denuncien. Las muchachas optan por sexo oral o anal con sus novios para no exponerse a quedar «perdidas».

¿Dónde se concentra el ser marroquí? En el himen.

¿Por qué leer Sexo y mentiras? Para conocer la intimidad y vida privada marroquíes, inexistentes porque son asunto de Estado. Más allá de cuestiones superadas o extremismos que quizá no nos pertenecen, los países no son homogéneos.

¿Estamos seguros de que nada de esto ocurre en ninguna región de nuestra sociedad? Por último, el feminismo debe ser una batalla integral. En torno al sexo, ni todas las libertades están ganadas; ni todas las mentiras, acabadas.

-MALENA FERNÁNDEZ


SEXO Y MENTIRAS: GPS

SEXO Y MENTIRAS LEILA SLIMANI


Escritoras marroquíes
Leila Slimani vive en Francia, con libertades ganadas y desde la diáspora marroquí, no deja de preocuparse por su país natal.

«Tenía la idea de poner sobre la mesa el concepto de universalidad. No importa si eres nigeriana como Chimamanda, francesa como Virginie o marroquí como yo, defendemos las mismas cosas. Creo que el feminismo no se puede asociar a un culturalismo concreto, sino que hay que defenderlo para todo el mundo y todo el tiempo.

Sea la que sea nuestra religión, cultura o identidad. Hay aspectos, como este [el sexo], que son innegociables». Este libro, según Slimani, puede entenderse como su propio manifiesto feminista. **

EROTISMO, LENGUA SIN AMOR Y ESQUIZOFRENIA

El mundo árabe, oriental, musulmán, tuvo un pasado más feliz. ¿Cómo pasaron los inventores de la erotología y de Sherezade a recatarse y a tener una lamentable vida sexual?

En 2017, Marruecos transmitió en televisión una serie de documentales sobre el amor. Zawat Al Waqt (Casamiento con el tiempo) alteró a todo el mundo por una escena donde se hablaba de sexo y amor fuera del matrimonio. La sociedad magrebí, gran consumidora de pornografía, acusó al canal de XXX, entre otras cosas.

TE QUIERO: INTRADUCIBLE MARROQUÍ

En dariya, árabe marroquí, no existen formas para decir ‘te quiero’. «No tener palabras para el amor dice mucho de nuestra sociedad», contó Sonia Terrab, directora del documental Shakespeare en Casablanca.*

La ley no se cumple; pero se llega al delirio con declaraciones y «consejos» inclasificables: «El hombre puede tener sexo con un cadáver siempre y cuando sea su difunta esposa», «las mujeres no pueden tocar un pepino o un plátano en una verdulería o subirse a una bicicleta en Holanda porque se excitan» o «a ellas, para aliviarse y no pecar, se les recomienda introducirse una zanahoria o frasco en la vagina».

Luego de leer a Slimani, se comprende su concepto de «miseria sexual». La obsesión política por sostener una falsa identidad puritana –antioccidental– engendra violencia, hipocresía y esquizofrenia.

película much loved

MUCH LOVED

Sexo y mentiras dedica varias páginas a la película Much Loved (2015), censurada en Marruecos. La prostitución en todas sus formas e implicancias a partir de cuatro amigas.

Much Loved, como representación moral de Marruecos: razonable que les haya dado un ataque de nervios. Dramática y deplorable. El problema no es la imagen, el problema es la verdad.

Todos los temas de Slimani están resumidos en el film. Vale la pena combinarlo con el ensayo.


MÁS MAGREB: AQUÍ

MÁS LITERATURA AFRICANA: AQUÍ

MÁS FEMINISMO: AQUÍ

MÁS LIBROS: AQUÍ

INICIO: AQUÍ


* Entrevista para El País / ** Entrevista Magazine Digital

0 comments on “África 55: Sexo y mentiras

¿Qué te pareció?

A %d blogueros les gusta esto: