Icono del sitio Read&Fly

Casa de muñecas

Casa de Muñecas

The Doll's House ha sido interpretada en todo el mundo. Foto: película protagonizada por Jane Fonda.

El portazo de Nora. Una mujer abandona hogar, marido e hijos. Una historia que se espoilea el final: lo importante es la previa, cómo y por qué. Un autor que ventiló los trapitos de los burgueses al sol.

Casa de muñecas, del noruego Henrik Ibsen, fue representada por primera vez –nunca acabó de hacerlo– en 1879 en Copenhague. Un superclásico que no necesita guía; recomendable aún para quienes no frecuentan el género.

¿Qué hacemos leyendo «teatro nórdico antiguo»? Innovar. Sorprendernos con una obra vigente de profunda y explícita crítica social.

¿Escandaloso en su momento? Of course: una mujer empoderada y abandónica en el siglo XIX. Pero nos encantan los escándalos (antes y ahora.).

CASA DE MUÑECAS – HENRIK IBSEN

Nora. Nombre para recordar. Imposible que el feminismo la ignore como bandera. Referente de muchas Noras y depositaria de diferentes Noras que habitan en ella.

Oslo. Navidad. Mujer joven, casada, tres hijos pequeños, clase acomodada: revolotea por las habitaciones como una «alondra» dichosa de la vida que lleva; aunque no puede elegir ni cuántas almendras comer. 4 personajes más: marido (Torvaldo), amigo del marido, amiga de Nora y un chantajeador.

La «casa» de Casa de muñecas en el Norsk Folkemuseum (Oslo): «La habitación de Nora» representa la privacidad de los espacios burgueses, modelo de la casa moderna.

Su matrimonio llena de orgullo a Nora; ama a su esposo y hace cualquier cosa por él. Aún a sus espaldas, en la clandestinidad y en contra de la ley. Él se entera y la «ardillita» choca con las normas implícitas de su «contrato marital».

El click de la protagonista, su radical discernimiento y el feroz giro de su perfil psicológico son espectaculares por parte de Ibsen.

Sigue una de las mejores discusiones de pareja cuando Nora exige a su marido: «Siéntate, Torvaldo, tenemos que hablar».

ET DUKKEHEJEM (Casa de muñecas, 1973)

Según Simone de Beauvoir, «el opresor no sería tan fuerte si no tuviera cómplices entre los propios oprimidos». En 24 hs el «alegre pajarillo cantor» termina rechazando el mundo que lo rodea. La inocencia aparente y el poder revierten cuando se rebela contra el sistema patriarcal.

Nora, la señora del hogar, destruye lo que se considera femenino.

La obra de teatro Casa de muñecas de Henrik Ibsen critica la estructura familiar y la posición de la mujer burguesas. Propone una audaz alternativa al histórico y humillante trato infantil, decorativo y como pertenencia masculina.

-MALENA FERNÁNDEZ


HENRIK IBSEN

«Ibsen metió al público en las casas de la gente corriente, donde los burgueses escondían sus secretos mejor guardados».*

Henrik Ibsen, tras Shakespeare, el más importante dramaturgo de la historia. Tiene asteroide que lleva su nombre.

Casa de muñecas funciona como gran formadora de lectores con perspectiva de género, a pesar de sus 150 años.

«Ibsen revolucionó el teatro cuando cambió la reglas».*

Fundó la dramaturgia moderna: dejó el entretenimiento para dar paso a una forma de sentar posturas y la retórica pomposa para hablar de lo realista y cotidiano.

CASA DE MUÑECAS Y SUS INFINITAS LECTURAS

Aprovechando las clásicas ambiguedades de Ibsen y su desentendimiento de cualquier ideología, Casa de muñecas se ha convertido en una de las obras más analizada de la historia y reinterpretada según las conveniencias del caso.

Lina Meruane y su Contra los hijos. Dedica algunas páginas a Casa de muñecas: el rol del «ángel del hogar», la-mujer-que-abandona-su-casa y la-madre-que-huye-de-casa; y la desmistificación de la independencia de Nora.

¿Qué fue de Nora? Hubo autores que escribieron segundas partes (Ibsen mismo), feministas que desidealizaron el empoderamiento de Nora y actrices que se negaron a protagonizar Casa de muñecas o exigieron otro final (¿cómo una mujer va a renunciar a sus hijos?). La han caricaturizado, en fin; etc., etc., etc.

La libertad de la mujer revoluciona no solo a las mujeres: la sociedad no la soporta. Mucho menos la incierta: ¿qué hace una Nora libre?

CASA DE MUÑECAS, HERNIK IBSEN: GPS


CINE + TEATRO + LIBRO

Existen cientos de adaptaciones al cine y de representaciones teatrales de Casa de muñecas. Ha disparado posibles secuelas (Lo que pasó después de Nora o Los pilares de la sociedad, de la austriaca Elfriede Jelinek) e historias de una Nora actual (Como nuestros padres, de la brasilera Laís Bodanzy).

1918, versión del cine mudo estadounidense (Maurice Tourneur). 1943: película argentina con guion adaptado de Alejandro Casona; 1973, Jane Fonda como la esposa que se libera.

PLANETA IBSEN: STRINDBERG VS. IBSEN

Strindberg cree que está atrapado dentro de una casa de muñecas y su única vía de escape es volver a escribir la obra de Ibsen.

La película explora la rivalidad entre los dos dramaturgos nórdicos de su tiempo. El noruego Henrik Ibsen y el sueco August Strindberg.

MÁS ESCANDINAVIA: AQUÍ

MÁS LITERATURA NÓRDICA: AQUÍ

MÁS NORUEGA: AQUÍ

MÁS LIBROS: AQUÍ

INICIO: AQUÍ

*Visit Norway
Salir de la versión móvil