fbpx
Italia Libros

Mediterráneos: La hora pico

libros en Italia - La hora pico

«En Roma se comete un crimen cada tres minutos. ¿Pretendés que ninguno de ellos, víctimas o asesinos, tome un taxi?». Entonces si alguien quisiera participar voluntariamente en la investigación de un asesinato debería conducir un taxi.

Primer Mediterráneo y primera propuesta de libros en Italia: La hora pico. Una novela juvenil que los llevará de viaje a Roma, a sus calles transitadas, a las largas filas de tráfico, a los taxistas chismosos y a la playa.

En Roma hay un crimen cada tres minutos, alguien -víctima o victimario- en algún momento tomará un taxi y alguna vez se cruzará con Débora Camili, conductora del Siena 23 que sueña con ser detective.

LA HORA PICO – NORA VENTURINI

la hora pico - libros en ItaliaDébora Camili tiene 25 años, hace dos que conduce el Siena 23, un taxi que heredó cuando murió su padre y se frustró su vocación de policía. Es del mar, de Ostia, y todos los días conduce por las calles ruidosas y caóticas de Roma llevando turistas, señores de bien y romanos atentos al taxímetro, de vez en cuando algún famoso. La fortuna, para ella, la coloca en el centro de un asesinato.

Más como protagonista de un libro de aventuras que de un policial, esta chica impuntual, obsesionada con las calorías, se vuelve detective en un día. Curiosa, simpática e inocente, se mete donde no debe y conoce al comisario Edoardo Raggio en lo que se supone será una colaboración para descubrir al autor del crimen.

La historia es bien ligera y ágil; la muerte de la pasajera sirve de excusa de trama más que de conflicto. La hora pico se lee en uno o dos días y viene de secuela, agradecidos los lectores afines a las sagas y a futuras series (está en proceso).

Libros de Italia - La hora pico
La adoquinada, mágica y anaranjada Ciudad Eterna. Débora Camili no procede de ninguna de las siete colinas: viene del mar.

Nora Venturini es guionista de televisión y teatro; esa experiencia le ha servido para escribir un relato activo y relajado; abundante en acciones y diálogos y carente de descripciones, a excepción de las comidas de Camili (uno se vuelve experto en sus desayunos, cenas y colaciones; y de paso se nos hace agua la boca con las berenjenas a la parmesana y la torta de guinda caliente).

Desacertadas las referencias y la hipertextualidad si pensamos en los potenciales lectores veinteañeros. Interesante el escenario de Ostia para quienes no sabían que en Roma había playas. Para buscadores de libros en Italia, La hora pico cumple más que bien su función.

-MALENA FERNÁNDEZ

OSTIA, LAS PLAYAS DE ROMA

A una hora en tren, los balnearios de Ostia son destino de turismo nacional, la mayoría privados y pagos. Fuera de temporada, es un lindo paseo para caminar, para tomar helado o un spritz, y para disfrutar de la transparencia del Mediterráneo y de un pescado a la orilla del mar.

Excelente plan de un día con Ostia Antica, un antigua ciudad portuaria de la época del Imperio. Sus ruinas, algunas muy bien mantenidas y sin el turismo intenso del Coliseo, se recorren solos o con guía.

Libros en Italia - La hora pico
Atardecer. La película «De Roma con amor» tiene escenas en la playa.

LIBROS EN ITALIA - LA HORA PICO


La italiana Nora Venturini escribe guiones para cine, televisión y teatro. Los libros de Débora Camili surgieron en una pausa de su trabajo habitual. Dice que, después de la taxista, Roma es una protagonista más.

«Roma con su belleza y su confusión, seguramente es, después de Débora y el comisario Raggio, la tercera protagonista de la novela».

«El taxi va por todas partes, el taxista encuentra cada día muchas personas diferentes y se puede topar con facilidad en situaciones cruentas».* Esto más una joven taxista que conoció alguna vez la inspiraron a crear esa saga de ficción.


LEER Y VIAJAR

Además de recorrer arriba de un auto la Ciudad Eterna, conocerán -la realidad siempre debe buscarse en la literatura- algunas curiosidades: que los taxistas romanos son chismosos (y los piamonteses, discretos), que a Ostia hay que ir por un rico pescado a la orilla del mar, que los sábados los edificios huelen a morrones asados y sofritos de cebolla, que cualquier italiano que no sea de la capital es un «pueblerino», que la mafia italiana aprieta a los comercios y puestos callejeros para cobrarles impuestos y que existen antros de prostitución y drogas.

Ostia Antica, una ciudad en ruinas, antiguo puerto. Para pasar medio día.

«Los romanos, cuando llueve, ponen los pies en polvorosa. Se encierran en sus casas, si están obligados a salir, van en auto aunque tengan que hacer dos metros, y si el mal tiempo dura más de una semana cierran los colegios y las oficinas y declaran estado de emergencia».

La hora pico adolece de muchas cosas, pero es entretenido en la segunda mitad. Venturini no ha acertado con el tono de policial (mejor, La mujer de verde). Hay que ver con El lobo se come al perro, el segundo título, si se ha acercado al género. El detalle de color es dónde transcurre y lo que transmite es el carácter intenso de los romanos. La hora pico inaugura los Mediterráneos.

*Entrevista para «BAE negocios».

1 comment on “Mediterráneos: La hora pico

  1. María Susanaarvone

    Apasionante comentario del libro y de los lugares de la playa cercana a Roma que bien señala la comentarista Malena, muchos turistas desconocemos Una invitación a conocer Antica y una tentación para la lectura de la joven autora de » La hora pico «

¿Qué te pareció?

A %d blogueros les gusta esto: