Estados Unidos Guía

San Francisco: belleza y realidad

La niebla pareciera a veces devorarse la ciudad, pero no puede esconderla: ni su cara tan bonita ni sus miserias. Nuestra guía para conocerla.

CERCA DEL FERRY BUILDING, UN GRABADO anticipa: “San Francisco es diez por diez cuadras, el resto es realidad”. Es verdad. Es una ciudad naturalmente bella, bendecida con paisajes preciosos, combativa como pocas, inclusiva como ninguna y una máquina de producir creatividad e innovación tecnológica. Pero también es atrozmente sincera, y su realidad -en nuestra opinión- supera la ficción de su estética. Nosotros vamos a ser igual de sinceros y contar su cara bonita y sus miserias.


ZONA DE LA BAHÍA

SF - READNFLY.COM

Donde San Francisco despliega su encanto e irremediablemente te conquistará. Por la larga línea costera encontrarán la mayoría de los atractivos: variedad de restaurantes, el famoso Pier 39, el barco hasta Alcatraz y el icónico Golden Gate Bridge. Si la niebla no se come la ciudad, no hay mejor plan que bordear -caminando o en bicicleta- el océano desde el edificio del Ferry hasta el Parque Nacional Presidio: muelles, arena y bosques con un refrescante aire marino y vistas espectaculares. Es la mejor zona de San Francisco y la más recomendable para ir con niños.

READNFLY.COM - FERRY BUILDINGEl FERRY BUILDING, histórico edificio, sobreviviente de terremotos, está convertido en mercado de comida orgánica, saludable y de otras variantes. Terminal de ferries que recorren la bahía.

FISHERMAN’S WHARF Y PIER 39. De San Francisco no tiene ni un pelo; es un epicentro turístico sin pescadores pero con muchas tiendas para curiosear, actividades infantiles, acuario y restaurantes (incluido el Bubba Gump de la película Forrest Gump). Si les gustan los pescados y mariscos, este es el lugar. La sopa de almeja (clam chowder) es típica; la encontrarán entre 7-20 dólares. El Pier 39 merece un crédito: los leones marinos. Definitivamente son las estrellas y la mejor razón para ir hasta allí.

PIER 39 - READNFLY.COM

HOPPERS HANDS - SF - READNFLY.COMMUELLES, MARINA Y PRESIDIO. Es ideal para caminar por dos razones: por las vistas espectaculares y porque ¡es plano!, adjetivo difícil para una ciudad que parece una montaña rusa. En el extenso Parque Nacional Pesidio, favorito de deportistas, los locales hacen picnic (hay áreas con mesas y parrillas), ciclistas y maratonistas alcanzan la meta en las manos marcadas, y todos los demás le sacamos miles de fotos al Puente anaranjado.

IMPERDIBLE: EL FUERTE

Justo debajo del Golden Gate Bridge una antigua base militar te pone la piel de gallina con sus impresionantes ruidos fantasmagóricos: el viento y las olas contra los muros y el hierro producen sensaciones únicas. Es gratis. La bandera izada indica que está abierto. Tiene estacionamiento. Tip: fans de Hitchcock, reconocerán el último adiós de Kim Novak en Vértigo.

SF - READNFLY.COM

THE FORT - SF

GOLDEN GATE BRIDGE - READNFLY.COMGOLDEN GATE BRIDGE

Con su naranja furioso, lo verán muchas veces y desde muchos lugares. Lo pueden cruzar en auto o en bus, pero nunca será lo mismo que hacerlo caminando o en bicicleta, en el atardecer, con niebla para verlo aparecer y desaparecer, o de noche.

Es un poco vertiginoso, pero vale la pena esa media hora para disfrutar de la ciudad y del océano.

 

GOLDEN GATE PARK

GGP - READNFLY.COM

JAPANESE TEA GARDEN - READNFLY.COM

Cuando San Francisco quiere celebrar o protestar, se amontona aquí. En el lago encontrarán patos, mapaches y probablemente algún coyote, pero sobre todo un paisaje para disfrutar sin apuro. Además de naturaleza, pueden hacer vida cultural porque no faltan museos ni exposiciones.

El Jardín Japonés (9 dólares) es tranquilo y prolijo (muy japonés), pura paz. Antes de las 10 es gratis lu-mie-vie, buena excusa para tomarse un té verde en un ambiente zen, rodeado de bonsáis, ardillas y pagodas.


ALAMO PARK Y LAS DAMAS PINTADAS. Las seis casas victorianas de tonos pastel atraen a pequeñas multitudes. Albergaron burdeles, refugiados de terremotos, comunidades hippies y adoradores de Satán: hoy son una imagen muy característica de la ciudad y se llevan todos los flashes. Para ver a las Painted Ladies hay que subir las empinadas calles hasta Alamo Park. Ya en la cima podrán disfrutar de un picnic o relajarse en uno de los barrios más acomodados. Recomendable ir en la semana.

PAINTED LADIES - READNFLY.COM


RUSSIAN AND NOB HILL

Si aún no han gastado las suelas de los zapatos, prepárense para descubrir las curvas intensas de San Francisco. Mansiones, familias adineradas y típica arquitectura residencial victoriana. ¿Alguna vez han escalado montañas? Ya sea sí o no la respuesta, aquí pondrán a prueba su estado físico. Respiren hondo y a subir y disfrutar de vistas increíbles: Welcome to the city! Por este distrito circulan las tres líneas de Cable Car.

READNFLY.COM

LOMBARD STREET. La empinada y enroscada calle es un clásico. En la base, muchos turistas toman fotos y esperan el tranvía que asciende como en una montaña rusa y le da adrenalina a los pasajeros que gritan divertidos. Si bajan Lombard en auto, se sentirán una estrella de Hollywood. Aclaración: la vista es bonita, pero la verdadera se obtiene en altura. Para darse una idea, búsquenla en la web.

READNFLY.COMTRANVÍAS

Las tres líneas del Cable Car hacen delirar a los turistas: California (la menos abarrotada), Powell-Mason y Powell- Hyde. Son del siglo XIX; el viaje es parecido a estar en un parque de diversiones. Cuestan 7 USD ida y 14 ida/vuelta. Conviene evitar horarios intermedios por las largas filas.

Los Street Car (línea F) son un regreso a los años 50, con sus ventanas a rosca y cuerdas para detenerlos. Cuestan lo mismo que metro y autobuses (2,50 USD con la aplicación y 2,75 al conductor, cash y exacto). Corren desde Castro District hasta Fisherman’s Wharf, pasando por Pier 33 (Alcatraz) y Pier 39. Es un transporte público más para los locales. Impecables y útiles, son una forma cómoda y bonita de viajar,  definitivamente nuestro tranvía vintage preferido.

READNFLY.COM


CHINATOWN

El más famoso de los barrios chinos: entretenido, más limpio y caro que otros. Tiendas, restaurantes, templos, galletas de la fortuna (fotos, 0,50 USD) y mucha oferta de reflexología (24 dólares más tip P/P. Nuestra experiencia fue ¡una estafa!).

CHINATOWN - READNFLY.COM

THE CASTRO - READNFLY.COMTHE CASTRO

La cuestión es llegar al arcoíris, entonces se perciben la libertad, el orgullo y los derechos conseguidos a fuerza de dolor y convicción: es el mundo LGBT. Este distrito hizo historia y es el primer barrio oficialmente gay.

Si vieron Milk reconocerán algunas locaciones. El Street Car los trae desde Fisherman’s Wharf atravesando el Downtown. Cobra vida al caer el sol; buenos bares, un teatro tradicional y un museo que explica el movimiento LGBT.


DOWNTOWN

El punto álgido de San Francisco, tan importante que puede abarcar una experiencia de viaje y arruinarla. En “La Ciudad de la Niebla” hay -formalmente- más de 10.000 homeless. Se concentran en este distrito y en determinadas calles y callejones, pero circulan por toda la ciudad.

DOWNTOWNLos vagabundos provienen de todo el país porque reciben asistencia monetaria; la gente les da comida; hay albergues, claramente insuficientes; y la ciudad aplica una ley de transparencia.

¿Cuál es el mayor problema? Las drogas. Hay miles de personas en estado calamitoso, desnudos, inconscientes, perdidos, insanos o en abstinencia; gritando, golpeándose o poniéndose en peligro.

Es normal verlos consumiendo, inyectándose o haciendo sus necesidades en la calle. Orina, materia fecal, jeringas y olores nauseabundos son materia habitual del Dowtonwn. Llegamos a contar entre 20 y 70 homeless por cuadra de noche. La ciudad los ha incorporado con cierta indiferencia.

READNFLY.COMComo turista no es fácil adaptarse ni sentirse cómodo: pateamos jeringas, caminamos tras el “equipo recolector de jeringas” y encontramos en baños públicos los dispensadores específicos. Miedo, angustia y enojo: difícil no involucrarse. Es una realidad horrible y lamentable que -personalmente- superó enormemente los muchos atractivos de la ciudad.

Recomendamos no “perderse” en las calles, no circular por cualquier lado y poner atención a las pertenencias. En San Francisco dicen que no pasa nada, que sólo quieren dinero (para drogas). Jamás tuvimos problemas (nos alojamos en el Downtown y compartíamos a diario el transporte público). Pero, cuando se trata de adicciones, creemos que es cuestión de estar en el lugar y el momento adecuados. La verdad es que hasta no tomarle el pulso a la ciudad y entenderla, las vacaciones relajadas no llegan.


READNFLY.COM

Para conocer “La Roca”, les será útil nuestro artículo “San Francisco: visita a Alcatraz”.


READNFLY.COMSan Francisco es cara, para hospedarse lo más económico es el Downtown. Los Uber no recogen en el aeropuerto (sí pueden llevarlos de regreso); hay hoteles con traslado incluido y taxis autorizados.

Nunca vimos una ciudad tan libre (a nadie le importa cómo te vistes, de dónde eres o con quién duermes) y tan accesible para personas con movilidad reducida. Lo que más disfrutamos fueron los paseos por la costa, la visita a Alcatraz y viajar en street car. La experiencia de cruzar el Golden Gate Bridge de noche fue única. La situación de vagabundos y drogadictos no la conocíamos. Es muy dura y su dimensión, inimaginable.

1 comment on “San Francisco: belleza y realidad

  1. Hermoso artículo e imágenes. Permite imaginar, casi conocer; percibir sensaciones, aromas, sonidos y climas.
    Un blog de emociones! Felicitaciones.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: