fbpx
México Pequeños destinos

Chapala y Ajijic: ribera, color y autenticidad

¿Están en Guadalajara? Escápense al lago más grande de México, un lugar donde la despreocupación es contagiosa y lo único que se hace es arrastrar los pies, contar pelícanos y contemplar cómo el agua se junta con las montañas.

MARIACHIS, TEQUILA Y CHARRERÍA SON TAPATÍOS (del Guadalajara mexicano) de origen; y hay que probarle a todo. Pero dejen un rato las tres banderas mexicanas, mézclense con los turistas nacionales y disfruten de sus pequeñas localidades ¡que están padrísimas!

Si algo caracteriza a Guadalajara es que en poco tiempo y en cualquier sentido, uno puede escaparse a lugares preciosos.

READNFLY.COM

En menos de una hora del área metropolitana, se llega a Chapala que te recibe con los brazos abiertos y el lago más grande del país. Un malecón para caminar de mañana, de tarde, de noche, ¡cuando quieran! Una ribera bordeada de muy buenos restaurantes.

Jose Torres on UnsplashUna isla con reminiscencia de Alcatraz (tiene un lejano pasado de celdas y castigos) y otra con forma de alacrán a las que se puede ir en lancha. Paseos en barco para elegir. Artesanías, danzas más turísticas que tradicionales (muy elogiables de todos modos) y comida callejera típica.

¿Qué es lo más lindo de Chapala? Pos claro, su paisaje, que calma la mente y el alma y que se puede admirar sin la molestia de multitudes. Pero, pero, pero: la sensación de conocer un sitio que mantiene su esencia y autenticidad tiene fecha de vencimiento.

La localidad espera ser convertida en Pueblo Mágico -atractivos no le faltan-, una categoría que conlleva beneficios turísticos. Está camino a ello, aprovechen antes de que los aluviones -necesarios- la invadan.

READNFLY.COMCuriosidad: en Chapala, en un hotel con placa y todo, pasó su primera (porque tuvo otras) noche de bodas la icónica actriz mexicana María Félix.

Lo gracioso es que todos están orgullosos de ello; tanto que muchos se olvidaron de con quién fue. En tiempos de Google no importa demasiado.


READNFLY.COM

Ajijic -a unos 15 minutos en auto del centro de Chapala- tiene dueños: norteamericanos y canadienses migraron a este sitio pequeñito, construyeron, se hicieron sus mansiones, levantaron comercios y dieron trabajo a un pueblecillo que se los agradece. Los mexicanos van pa’ el norte y los del norte vienen pa’ acá.

READNFLY.COM

Callecitas empedradas, montañas, naturaleza, pelícanos, malecón y un cierto aire hippie y desprolijo. El lugar es muy pintoresco; se oyen más “yes” que “sí” y la gente pulula despreocupada. Les aseguro que el relajo general es contagioso: a Ajijic se va a no hacer nada; sólo a arrastrar los pies por los adoquines. Se vuelve con la cabeza limpia y las suelas felizmente gastadas.

 


INFO

Hay muchos tours con agencias (desde 400 MXC P/P) y privados (desde 3500 MXC para 5-6 personas). También se puede rentar auto: 40 minutos desde Guadalajara Metropolitana. Los pagos con tarjeta pueden incluir recargo del 10%. Tips a cualquier prestador de servicios (restaurantes, taxis, gasolineras, conductores Uber): 10% (controlar si no están incluidos en cuenta para no pagar de más). Los restaurantes bien puestos cobran sus platos entre 150-250 MXC (nuestra experiencia en Beer Garden fue excelente en precio, atención y calidad). Paseos en barco, para grupos de 4-5 personas, media hora, rondan los 350 MXC y hasta la Isla del Pesidio, 490 MXC. Casi todo es conversable, claro. Impuestos (16%): no siempre están incluidos (revisar y preguntar).

1 comment on “Chapala y Ajijic: ribera, color y autenticidad

A %d blogueros les gusta esto: