Icono del sitio Read&Fly

Simone

Puerto Rico - Belén Laburu

San Juan de Puerto Rico, escenario de "Simone".

¿Añoran reposar en las arenas blancas de alguna –cualquiera– playa caribeña? No está mal dejar de pensarlas en términos de ‘cualquiera’. Tampoco, que comencemos a desentrañar quiénes son las personas que viven en el “paraíso” y si la imagen que tienen de su país se parece en algo a la que venden los cruceros.

Simone, de Eduardo Lalo, una novela en San Juan sobre la identidad de un personaje y de un país. Puerto Rico es un apéndice de Estados Unidos, pero no es Estados Unidos (el asunto es complejo).

Además ¡Puerto Rico es Caribe!, el paraíso, esas playas soñadas con gente alegre y despreocupada. Allí es cuando se convierte en parte de un amasijo de islas perdidas en el mar con capitales que pocos recuerdan o diferencian. Los boricuas también necesitan un documento de identidad.

Simone, Ed. Corregidor (Colección Archipiélago Caribe)

SIMONE – EDUARDO LALO

El protagonista-narrador es un escritor y profesor universitario de la ciudad de San Juan de Puerto Rico. La historia comienza con una doble búsqueda: la primera y más urgente es saber quién le envía mensajes anónimos, que son dejados en el limpiaparabrisas, sobre el escritorio de su despacho, en el contestador. No son intimidantes, pero lo inquietan. La segunda tiene que ver con la identidad nacional: ¿qué es Puerto Rico?

“Pretendíamos ser un país, pero en realidad, hasta muchos de los que estaban convencidos de esto, actuaban como si sólo fuéramos una parada de autobuses en la ruta de un imperio”, se responde el profesor usando palabras de otro personaje.

Encontrar un país lo obsesiona; y su desasosiego nos produce angustia como lectores. Es como si Puerto Rico se escribiera con minúsculas para el resto del mundo, y eso es una forma de dolor. Simone es atrapante en su trama, en sus diálogos que debaten sobre literatura y en sus reflexiones filosófico–políticas acerca de un destino de Nación.

-NORA GARCÍA


Puerto Rico sufrió dos huracanes en el 2017. El primero fue «Despacito»: Luis Fonsi y Daddy Yankee arrastraron a cientos de turistas a las locaciones –aún las marginales, borradas antes de los circuitos– del clip más visto en la historia de YouTube. El segundo –el importante– fue María, que los arrasó.

San Juan de Puerto Rico. Foto: Unsplash


Eduardo Lalo es puertorriqueño; en Simone se habla de identidad y de invisibilidad de las personas, del boricua y de Puerto Rico.

Tras las búsquedas y las preguntas existenciales aparentemente comunes, hay un reclamo profundo y verídico: Puerto Rico existe, antes y después de María y de Fonsi. ¿Será que podremos visibilizarlo? Comencemos leyendo Simone.

Corregidor tiene una buena colección de escritores caribeños.


¿MÁS LITERATURA DEL CARIBE? AQUÍ

¿MÁS LIBROS? AQUÍ

¿MÁS LITERATURA DE ISLAS? AQUÍ

¿MÁS ANTILLAS? AQUÍ


*Agradecimientos: a Nora García, por sus recomendaciones que siempre son un hallazgo. Y a Belén Laburu, por la gentileza de su foto.

 

18.4655394-66.1057355
Salir de la versión móvil