Palabras urbanas de un “frère lampier”

“Algunas personas me llaman el “Don Quijote del Barrio Latino” porque mi cabeza está tan lejos, en las nubes, que puedo imaginarnos a todos como ángeles en el paraíso; y, a pesar de ser un buen librero, soy más que un novelista frustrado. Esta tienda tiene habitaciones como capítulos de una novela y el hecho es que Dostoievsky y Tolstoi son más reales para mí que mis vecinos de al lado, y aún más extraño para mí es el hecho de que, incluso antes de que yo naciera, Dostoievsky escribió la historia de mi vida en un libro llamado El idiota y desde entonces he estado buscando a la heroína llamada Natasya Pilippovna. Hace cien años mi librería era una tienda de vinos escondida del Sena por un anexo del hospital Hôtel–Dieu, que fue demolido y reemplazado por un jardín. Mucho más atrás, en el 1600, todo nuestro edificio era un monasterio llamado La Maison du Mustier. En la época medieval, cada monasterio tenía un frère lampier cuyo deber era encender las lámparas al caer la noche. He estado haciendo esto durante cincuenta años, ahora es el turno de mi hija”.

George Whitman. 1° de enero de 2004, Paris Wall Newspaper

Librería Shakespeare and Company, París 

Un comentario sobre “Palabras urbanas de un “frère lampier”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s